You probably do not come from: Spain.  If necessary, change to: United States

Ejemplos de aplicación

Protección de armarios de control y servidores gracias al sensor de humedad del aire

Armarios de control en la producción
La electricidad y la humedad deben estar estrictamente separadas entre sí. Esto también se aplica a los armarios de control en instalaciones de producción automatizadas. Sin embargo, especialmente en procesos con altos requisitos de higiene, como los de la industria alimentaria, la humedad puede penetrar en el armario de control durante los frecuentes procesos de limpieza a través de prensaestopas, ranuras de aire, juntas defectuosas o puertas que no están del todo cerradas. Si la humedad del interior no se detecta y no se seca con la suficiente rapidez, se puede producir corrosión. El resultado: una carcasa poco estanca que no protege suficientemente los componentes electrónicos de las influencias externas como el agua, el polvo y la suciedad. Además, los propios componentes electrónicos pueden sufrir daños considerables a causa de la corrosión o la humedad condensada, lo que provoca tiempos de inactividad imprevistos y de gran coste.

El sobrecalentamiento debido a una insuficiente disipación de calor también puede provocar daños y tiempos de inactividad. Gracias al sensor de humedad, se pueden controlar continuamente las condiciones del interior del armario de control. De este modo, el personal de mantenimiento puede reaccionar antes de que el calor o la humedad provoquen una interrupción de la producción.

Rendimiento garantizado en salas de servidores
Las salas de servidores contienen un gran número de potentes componentes electrónicos. La alta intensidad de cálculo genera un fuerte calor residual que, si no se disipa adecuadamente, podría provocar un sobrecalentamiento en los ordenadores. En el caso más favorable, la consecuencia sería una reducción de la potencia de cálculo. En el peor de los casos, existe el riesgo de que se produzcan daños perdurables en el sistema eléctrico y, por tanto, un fallo en el servidor. Esta consecuencia también podría ser causada por un exceso de humedad. Por lo tanto, este valor también debe ser supervisado y controlado permanentemente.

El sensor de humedad supervisa tanto la temperatura como la humedad de la sala de servidores, lo que garantiza que todos los datos entrantes en los servidores puedan procesarse de forma fiable y duradera.

Protección de máquinas e instalaciones en exteriores

Máquinas automáticas en exteriores
Los armarios de control también se encuentran en máquinas expuestas a la intemperie: las máquinas expendedoras de billetes, las máquinas de snacks, los sistemas de radar o los cajeros automáticos están expuestos a las fluctuaciones naturales de temperatura y a las precipitaciones. El sensor de humedad transmite los datos pertinentes (temperatura y humedad) y permite así proteger la electrónica contra el sobrecalentamiento o los cortocircuitos relacionados con la humedad mediante una desconexión preventiva.

Protección de encendido en aerogeneradores
Los aerogeneradores están sometidos a condiciones muy fluctuantes. Cuando el sistema no está en funcionamiento, se enfría hasta -40 °C. Para que, al volver a encender la instalación, no se produzcan daños electrónicos debido a la humedad condensada, primero se activa un dispositivo de calefacción para que los componentes electrónicos alcancen la temperatura de funcionamiento. El proceso de calentamiento para disminuir la humedad existente continúa hasta que el sensor de humedad detecta el valor ideal para la puesta en marcha de la instalación. Así se evitan los defectos causados por cortocircuitos debidos a la conexión prematura de la instalación de alta tensión.

Garantizar la calidad constante del proceso y del producto

Fabricación, procesamiento y almacenamiento de productos sensibles al clima
Existen procesos de fabricación en los que la temperatura y la humedad deben mantenerse a un nivel constante para garantizar la calidad del producto y evitar costosos desechos. Un ejemplo es la producción de papel. El papel es higroscópico, lo que significa que absorbe el agua del aire demasiado húmedo, pero la libera en el aire cuando está demasiado seco. Las fluctuaciones de las condiciones climáticas durante la producción de papel pueden hacer que este sea menos adecuado para escribir o que no ofrezca suficiente resistencia al rasgado. El sensor de humedad mide la temperatura y la humedad directamente en la línea de producción. De este modo, es posible reaccionar rápidamente ante las desviaciones de los valores ideales y mantener así la calidad del papel.

El sensor de humedad también es adecuado para su uso en talleres de procesamiento posterior, como imprentas, o en instalaciones de almacenamiento, como archivos o bibliotecas.

Detección exacta de condiciones ambientales en bancos de pruebas
Los bancos de pruebas se utilizan para realizar ensayos de productos en condiciones constantes o modificadas deliberadamente. Para que los resultados sean comparables, reproducibles y rastreables, es necesario documentar exactamente todos los datos. El sensor de humedad proporciona los valores relevantes de humedad y temperatura durante el proceso de prueba.

Conozca más sobre el sensor de humedad del aire

El clima perfecto para sus procesos

¿Qué le parecería poder asegurarse de que no hay riesgo de cortocircuitos por exceso de humedad antes de encender su electrónica de control? ¿Qué le parecería poder controlar en todo momento las condiciones climáticas del entorno, garantizando así la calidad de su producto de forma fiable?