1. Inicio
  2. Página de inicio
  3. Tecnología

Principios de medición de los sensores de caudal y caudalímetros de ifm

Magneto-inductivo

El caudalímetro de la gama SM funciona según el principio de inducción de Faraday. El fluido conductor que circula por la tubería y que está sometido a un campo magnético (M), genera una tensión que es proporcional a la velocidad de circulación (v) o a la cantidad de caudal. Dicha tensión es captada a través de los electrodos (E) y procesada en una unidad de evaluación. Gracias a los materiales resistentes, el sensor es apto para una gran cantidad de fluidos. El sensor también se caracteriza por disponer de una robusta y compacta carcasa, así como un elevado grado de protección.

El principio de medición es adecuado para líquidos con una conductividad eléctrica de al menos 20 μS / cm. Los valores típicos para la conductividad eléctrica son 0,5 µS/cm para agua destilada, 50 µS/cm para agua potable y 50.000 µS/cm para agua salada.


Certificado de calibración ISO para sensores de caudal SM: ZC0052

Sensores de caudal magneto-inductivos, tipo SM

Principio de medición Vortex

En la pieza de retención integrada en el tubo de medición, el fluido que circula (agua con o sin conductividad) genera, en función de su velocidad, turbulencias recíprocas que son detectadas por un detector piezocerámico. Si se conoce el tamaño de la sección transversal, se puede calcular la cantidad de caudal a partir del número de desprendimientos de vórtices.
Este procedimiento de medición de caudal, llamado principio Vortex, es prácticamente independiente de los cambios de presión y temperatura del fluido.

Principio de medición mecatrónico

El sensor de caudal opera según el principio del pistón sostenido sobre un muelle. El pistón, situado en el asiento de la válvula en la carcasa, es elevado por el caudal del fluido contra la fuerza del muelle.
La detección de la posición del pistón se lleva a cabo a través de un detector magnético y se emite como señal analógica. La fuerza del muelle provoca un retorno seguro del pistón a la posición de salida en caso de disminución de caudal. Con ello se permite un montaje del sensor de caudal independiente de la posición y se evita el reflujo.
Otro robusto diseño mecánico (SBT) permite la utilización con altas temperaturas hasta 180ºC y en entornos agresivos.

Principio de medición ultrasónico

Los sensores ultrasónicos están compuestos por transductores (en la imagen a la derecha) que transmiten y reciben impulsos de sonido, así como por reflectores (en la imagen a la izquierda) que conducen los impulsos de un transductor a otro. En este proceso se envía un impulso a través del fluido y el sensor mide el tiempo de recorrido de un transductor a otro. Después se envía un impulso en la dirección opuesta. El sensor mide entonces la diferencia de tiempo (en un rango de nanosegundos) y calcula la cantidad de caudal.


Certificado de calibración ISO para sensores de caudal SU: ZC0053

Principio de medición calorimétrico

Los tipos SA y SI están provistos de 2 elementos de medición y una fuente de calor.
El elemento de referencia, alojado a 10 mm sobre el suelo, mide la temperatura del fluido y sirve para la compensación de temperatura. La diferencia de temperatura con respecto al elemento del suelo se mantiene constante mediante la fuente de calor ubicada allí. La potencia necesaria para mantener constante dicha diferencia es proporcional a la velocidad de caudal. Una velocidad de caudal creciente genera una mayor disipación de calor.

El contador de aire comprimido SD utiliza el mismo principio térmico. Uno de sus elementos de medición cerámicos se calienta (elemento de medición) y el otro no (elemento de referencia). La diferencia de tensión que resulta de la disipación de calor a través del flujo, representa una medida del caudal.

Se detecta directamente el caudal volumétrico estándar (según ISO 2533).