1. Inicio
  2. Soluciones de software
  3. Digitalización en la industria

Digitalización en la industria

Los frutos de la digitalización. Así se crean nuevos empleos gracias a las tecnologías digitales.

La digitalización cambia muchos ámbitos de la vida, como el ocio, los hábitos de consumo o el mundo laboral. Mientras que, por un lado, en Alemania existen más de 50.000 vacantes para puestos especializados del área de IT, por otro, 3,4 millones de personas deberán replantearse su orientación profesional. Sin lugar a duda, el mundo laboral está de nuevo en proceso de cambio. Las oportunidades y los riesgos están esperando igualmente ser "abordados".

Los cambios y reorientaciones de distintas posiciones son inevitables en una situación así. Las empresas y el gobierno alemán hablan de las grandes oportunidades que la digitalización ofrece a los empleados en Alemania. Además, la economía alemana está en pleno auge. La tasa de desempleo en Alemania es la más baja desde hace varias décadas.

Existen ciertas reservas a que los trabajos puedan ser reemplazados por robots y algoritmos de ordenadores. Pero, ¿no sería mejor ver esta situación como una invitación a formar parte del cambio y saber cuál es nuestro propio rol?

Quedarse parado durante esta "4ª revolución industrial" tampoco parece lo más aconsejable: según datos de la asociación de la industria, actualmente solo hay 20.000 puestos de trabajo en el sector de la tecnología de comunicaciones. A modo de comparación, a mediados de los 90 había diez veces más. "En solo 15 años hemos perdido el 90% de los puestos de trabajo en este sector debido a la digitalización", resume el presidente de Bitkom, Achim Berg.

Desde los expertos en ética de máquinas hasta los responsables de seguridad

Hartmut Hirsch Kreinsen, profesor de economía de la universidad técnica de Dortmund, tiene un punto de vista totalmente diferente: para él, el mundo laboral cambiará y, sin duda, se encuentra en un proceso de transición, pero afirmar en términos generales que la digitalización provocará un desempleo masivo, es exagerado. Gracias a la "4ª revolución industrial", se generarán también nuevos empleos que en parte todavía ni siquiera conocemos. La tesis de Hirsch Kreinsen también está respaldada por las cifras de Bitkom Research GmbH en colaboración con los institutos de investigación de mercado IDC y GfK.

Según los datos, la transformación digital ha conseguido dar un fuerte impulso: con 45.000 empleos adicionales en el sector de IT y telecomunicaciones, 2017 registró el mayor crecimiento anual de empleo de la historia. Igualmente se aprecia una especial demanda de nuevos perfiles profesionales, como p.ej. los responsables de seguridad, que se ocupan de la arquitectura interna de seguridad de IT de la empresa, o los especialistas en Big Data.

Los expertos están convencidos de que no solo se van a crear empleos en el entorno clásico de IT. Dentro del contexto de la conducción autónoma, por ejemplo, en un futuro también existirán los denominados expertos en ética de máquinas, los cuales decidirán qué reglas deben seguir los vehículos autónomos.

"Las oportunidades no solo hay que reconocerlas, también hay que aprovecharlas"

Según los expertos, el requisito más importante para esta tendencia son los productos inteligentes y las innovaciones, así como los nuevos modelos de negocio que solo han sido posibles a través de la digitalización. Para seguir siendo competitivas, las empresas, independientemente de su tamaño, deben invertir en tecnologías digitales, explica Berg. Por un lado, deben implementar la metodología ágil y, por otro, han de ofrecer apoyo a sus empleados y centrarse en las necesidades del "cliente conectado".

Los expertos en digitalización piensan que sobre todo las pequeñas y medianas empresas están obligadas a actuar. A pesar de las reservas y dificultades iniciales, las empresas han llegado a la misma conclusión, como muestra una encuesta de Bitkom: pese a que la digitalización podría percibirse como una amenaza, el 86% de los encuestados ve Industria 4.0 más bien como una oportunidad en vez de como un riesgo.

No obstante, ser solo conscientes del potencial de la digitalización no es suficiente: "Las oportunidades no solo hay que reconocerlas, también hay que aprovecharlas", apela Berg. Y justo ahí reside el desafío.
Para tener éxito se necesitan estrategias de digitalización. Desde ideas originales hasta los conocimientos necesarios de empleados cualificados: existe una gran variedad de estrategias para afrontar la digitalización. Según los expertos, el desarrollo de nuevos modelos de negocio es la clave del éxito. Sin embargo, las innovaciones requieren datos analizables para poder estar al nivel del mercado del "Internet de las Cosas" (IoT).

El rol de los datos

Para la industria esto significa que se pueden crear nuevos modelos de negocio mediante los datos evaluados de máquinas, la utilización de sensores y el procesamiento en tiempo real de grandes cantidades de datos. Con la información obtenida, las empresas de todos los sectores pueden a su vez mejorar sus cadenas de valor y optimizar sus procesos.
Para facilitar esto, el grupo empresarial ifm apoya a otras empresas, por ejemplo, con tecnologías de automatización industrial como sensores, sistemas de control y soluciones de comunicación, actuando literalmente como "eslabón" en la cadena de valor digital.

Así, los clientes industriales pueden utilizar los sensores desarrollados para generar datos y extraer información importante. Esta, a su vez, ayuda a detectar daños en máquinas de forma anticipada y a evitar defectos derivados.

El proveedor de tecnología ofrece también soluciones completas en el ámbito de B2B, incluida la planificación e implementación de proyectos, comenta Dr. Thomas May, miembro de la Junta Directiva de ifm. Pese a toda esta abstracción técnica, la empresa tradicional hace especial hincapié en la cercanía al cliente: "Ofrecemos asistencia personalizada a cada cliente, en cualquier lugar del mundo y en cualquier idioma", declara May. Cabe mencionar que el especialista en sensores ya ha sido premiado varias veces en Alemania por ser una de las mejores empresas para trabajar.

Aprovechar las oportunidades

Aunque el temor a que las máquinas puedan reemplazar a las personas probablemente sea tan antiguo como la historia de la mecanización en sí, las cosas nunca pasan como uno se piensa. Después de todo, la tercera revolución industrial, junto con el avance de la automatización, ya mostró que un cambio puede crear nuevas oportunidades.

El requisito previo para las nuevas oportunidades es que las empresas, en aras de sus empleados, reconozcan su potencial y lo exploten, y que, con ayuda de datos, desarrollen productos y servicios inteligentes adaptados a las necesidades del mercado.

Esto también lo ha conseguido ifm: el grupo empresarial que desarrolla, produce y comercializa sistemas de automatización para medición y control, cuenta con más 6700 empleados en 70 países, desde desarrolladores ABAP hasta responsables de planificación de previsiones. Una prueba más de que la tecnología digital no solo transforma diversos perfiles profesionales, sino que también genera numerosos nuevos empleos.