You probably do not come from: Chile.  If necessary, change to: United States
  1. Inicio
  2. Descubra el TCC
  3. Precisión tras instalación inmediata

Precisión tras instalación inmediata

En ifm, queremos que confíen en sus instrumentos de medición de temperatura tanto como nosotros. Probamos a fondo cada uno de los sensores TCC para asegurarnos de que fabricamos los productos de medición de temperatura más fiables y precisos del mercado.

El laboratorio de calibración de ifm está acreditado por A2LA de acuerdo con la norma internacional ISO 17025, la norma de calidad más estricta de la industria de tecnología de medición. La tecnología del laboratorio es trazable según la norma NIST y ha sido duplicada en nuestra área de producción. En el laboratorio de calibración, el rendimiento de la familia TCC se comparó con los datos de la ficha técnica sin ningún tipo de configuración preliminar para garantizar la máxima precisión y fiabilidad de nuestros productos. A continuación, se comparó el rendimiento de los sensores TCC con los productos de otros tres grandes fabricantes.

Exactitud tras instalación inmediata

Se colocaron en el banco de ensayo 15 equipos nuevos sin carga de cada fabricante sometidos a 5 temperaturas: 5 °C, 20 °C, 65 °C, 95 °C y 123 °C. Los puntos del gráfico representan los datos individuales, mientras que las líneas horizontales corresponden a las especificaciones de las fichas técnicas de los fabricantes. La extremadamente baja desviación del TCC demuestra el alto grado de control preciso en nuestros procesos de fabricación.

Repetibilidad sin más ajustes

La repetibilidad es un indicador de lo fiables que son las mediciones de un sensor. En el gráfico, la repetibilidad se muestra como la diferencia entre la precisión media de todas las muestras y las mediciones individuales. La repetibilidad del TCC es inferior a 0,015 °C, lo que significa que puede estar seguro de que el equipo realiza mediciones repetibles.

Influencia de la temperatura ambiente en la precisión

Los cambios en la temperatura ambiente pueden provocar una deriva en la electrónica del sensor, perjudicando la precisión de los valores de medición. Lo ideal sería que la temperatura ambiente no influyera en la exactitud de los valores de medición. Los fabricantes especifican la desviación permitida en base a un aumento o una disminución de la temperatura ambiente. En este contexto hablamos del "coeficiente de temperatura", mientras que otros fabricantes pueden emplear un término distinto.

Para comprobar la influencia de la temperatura ambiente, el elemento RTD en la sonda se reemplaza por una resistencia fija para simular una temperatura constante del proceso. A continuación, se colocan los sensores en una cámara térmica de ensayo y se exponen a temperaturas ambiente de -50 °C, 25 °C y 85 °C para medir los cambios en la temperatura del proceso. Cada punto representa una medición; las líneas horizontales indican los datos de la ficha técnica.