1. Inicio
  2. Novedades de productos
  3. Sensores de posición
  4. Detectores inductivos completamente metálicos para aplicaciones con espacio reducido

Detectores inductivos completamente metálicos para aplicaciones con espacio reducido

Detectores robustos con grado de protección IP 65 a IP 69K con flexibilidad de aplicación en un rango de temperatura de -40...85 C°

  • Formato de corta longitud para espacios reducidos
  • Flexibilidad de uso con un rango de temperatura de -40...85 °C
  • Estanqueidad en cada aplicación gracias a los grados de protección IP 65 a IP 69K
  • Ideal en procesos alimentarios gracias a la carcasa de acero inoxidable de alta calidad
  • Resistencia a choques y vibraciones

Alta fiabilidad bajo las condiciones más duras
Los detectores completamente metálicos se utilizan en todas aquellas aplicaciones que plantean exigencias especiales desde el punto de vista mecánico. En la industria alimentaria, por ejemplo, el material de la carcasa está sometido a esfuerzos por los cambios de temperatura o los fluidos agresivos durante las limpiezas diarias. Lo mismo se aplica para las aplicaciones en máquina-herramienta o en plantas donde los equipos están expuestos a refrigerantes o lubricantes de forma permanente. En el sector del acero o del automóvil, en cambio, las salpicaduras de soldadura desgastan tanto la superficie activa como la rosca. Para estos casos, la versión completamente metálica con revestimiento antiadherente y la robusta superficie activa son la solución ideal para garantizar un funcionamiento seguro. El robusto diseño en acero inoxidable ofrece asimismo una protección óptima frente a piezas agresivas en el mecanizado con arranque de viruta. El diseño compacto y de corta longitud permite además una utilización en aplicaciones con espacio reducido.


Ficha informativa actual