You probably do not come from: Chile.  If necessary, change to: United States
  1. Inicio
  2. Risse + Wilke

Reequipamiento de protección contra colisiones

Mantener la visión al maniobrar marcha atrás exige que el conductor del montacargas ponga máxima concentración. El sistema de protección contra colisiones basado en cámaras de ifm detecta automáticamente las personas y los obstáculos en la parte trasera del vehículo, advierte al conductor y, si es necesario, incluso detiene el vehículo inmediatamente. Y mejor aún: los vehículos existentes se pueden reequipar fácilmente con esta característica de seguridad.

La planta de laminado en frío Risse + Wilke Kaltband GmbH en Iserlohn produce chapas de distintos espesores y calidades. Para ello, la banda de acero sin procesar, que se enrolla en bobinas, se lamina varias veces mediante un proceso de laminación en frío hasta que tiene exactamente las propiedades del material deseado. Estas láminas se troquelan para fabricar, por ejemplo, hojas de sierra, discos de embrague u otras piezas metálicas.

Los montacargas transportan las bobinas desde el área de almacenamiento hasta la caja de laminación y viceversa. Esto implica el traslado de enormes masas: los montacargas pesan hasta 30 toneladas, incluida la carga. Solo la chapa de acero, enrollada en una bobina, pesa 12 toneladas o más. La distancia de frenado es a veces un poco más larga que la de un automóvil.

Precaución al maniobrar

Precisamente al dar marcha atrás, por ejemplo, después de cargar la bobina desde el área de almacenamiento o la caja de laminación, es necesario extremar la precaución para evitar en las curvas la colisión con otros montacargas o incluso con personas. El conductor no solo debe vigilar la zona trasera a ambos lados, sino que tampoco puede golpear nada en la parte delantera con la carga oscilante del mandril.

Florian Rolf, jefe de producción de Risse + Wilke, explica los enormes desafíos para el conductor: "El conductor del montacargas tiene sus instrumentos en el montacargas, como espejos y cámaras. Pero debe estar alerta en todo momento, disponer de visión 360º y, por supuesto, vigilar su carga y ver a dónde va. Al mismo tiempo, debe mirar lo que sucede a su alrededor, por ejemplo, si hay compañeros o trabajadores externos que pudieran estar caminando a lo largo del trayecto. De lo contrario, podría darse una situación crítica, que ha de evitarse en todo momento".

Sistema de aviso de colisión

Para evitar estas situaciones críticas, ifm, especialista en sensores con sede en Essen, ha desarrollado un sistema de detección automática de colisiones. Mediante una cámara 3D, el sistema supervisa permanentemente la trayectoria trasera del montacargas y da al conductor una señal visual y acústica. Otra versión más desarrollada del sistema de asistencia puede incluso detener el vehículo en caso de emergencia.

Así, todos los obstáculos se detectan de forma fiable. Gracias a la clasificación de objetos reflectantes (p. ej. con chalecos de seguridad o ropa), se puede dar prioridad al aviso de colisión para personas frente al de objetos. Esto aumenta la seguridad de las personas y el conductor dispone de tiempo suficiente para frenar el montacargas, lo que ofrece la máxima seguridad al maniobrar.

Reequipamiento sencillo

ifm ofrece esta protección contra colisiones como un paquete de aplicación listo para usar (nº de referencia ZZ1103). Este paquete contiene todos los componentes necesarios para instalar un sistema de aviso de colisión en una máquina móvil (p. ej. montacargas, cargadoras sobre ruedas, excavadoras, grúas portacontenedores o vehículos de transporte) y ponerlo en funcionamiento en unos pocos minutos.

Además de la cámara, el monitor y la unidad de control, el set también incluye todos los cables y los accesorios de montaje. Esto permite su integración en todo tipo de máquinas y vehículos móviles con una fuente de alimentación de 24 V de a bordo.

La puesta en marcha del sistema es muy sencilla: tras el montaje mecánico del sistema y el cableado "plug & play", la configuración se realiza en pocos minutos a través de los botones y la pantalla a color de la unidad de control. Los parámetros necesarios (altura y ángulo de inclinación de la cámara, ancho del vehículo) se introducen durante el intuitivo proceso de configuración. Tras ello, el sistema estará operativo. A diferencia de otros sistemas, no se requiere un PC para la parametrización.

Para configurar el sistema, el usuario solo tiene que medir una vez la altura y el ángulo de inclinación de la cámara, así como el ancho del vehículo, e introducirlos en la unidad de control.

Se pueden definir diferentes zonas para que el conductor solo sea avisado cuando sea realmente necesario. De esta forma, el O3M se puede aprovechar al máximo en todas las situaciones y ayuda a prevenir accidentes de manera fiable. Al mismo tiempo, las falsas alarmas son prácticamente imposibles gracias a la tecnología PMD de medición del tiempo de vuelo.

En el proceso de configuración están disponibles configuraciones avanzadas para requisitos especiales. También se dispone de entradas y salidas preprogramadas para una baliza luminosa adicional, emisores acústicos, el modo en espera o el estado de disponibilidad del sistema.

Los sensores 3D son aptos para aplicaciones robustas en interiores y exteriores. Con el alto grado de protección, la resistencia a choques y vibraciones, así como el amplio rango de temperatura, se cumplen todos los requisitos para un uso en aplicaciones móviles.

Conclusión

Florian Rolf resume: "El sistema es ideal para minimizar los riesgos. Se puede emplear, por ejemplo, en montacargas para evitar que los operarios entren en la zona de peligro y se produzca un riesgo o situación peligrosa."Por tanto, el sistema de protección contra colisiones, fácilmente reequipable, garantiza la máxima seguridad para todo tipo de maquinaria móvil y ayuda al conductor en su trabajo diario.